top of page
Buscar
  • German Ramirez

Agudeza en tiempos turbulentos


Por difíciles que sean las circunstancias, los individuos, las organizaciones y las sociedades en general siempre pueden disponerse a actuar para alcanzar resultados deseables. En esta entrega repasamos algunos aspectos a tener en cuenta cuando se trata afrontar situaciones emergentes. El profesor Jared Diamond señala cómo evitar escollos y algunos de los fallos más comunes; entre otros, el no anticiparse a un problema, no percibirlo una vez que aflora, no intentar resolverlo después de que haya aparecido y no tener éxito en los intentos de resolverlo. Profundicemos rápidamente en cada uno de ellos.

Falta de anticipación

Existen tres razones principales que ayudan a explicar la falta de previsión. En primer lugar, puede que no haya ninguna experiencia previa de esa naturaleza, por lo que la memoria colectiva no puede recordar nada parecido a lo que está surgiendo. En segundo lugar, los grupos pueden caer en el razonamiento de la falsa analogía; es decir, aplicar similitudes inexistentes a hechos que no se parecen. En tercer lugar, los grupos humanos pueden ser "colectivamente inconscientes", mostrando distanciamiento de la realidad e incapacidad para discernir hechos frente a ficción.

En el ámbito universitario, la incapacidad de anticiparse se hace evidente cuando, a pesar de los numerosos y ostensibles signos de cambio en los mercados y la sociedad ene general, algunas universidades persisten en un comportamiento "de siempre".

Falta de percepción del problema o problemas

Con frecuencia, los grupos humanos son capaces de detectar que algo está ocurriendo pero no logran captar su amenaza potencial. Existe una sensación de invulnerabilidad a menudo ligada a un historial de éxitos; aunque los acontecimientos sean perceptibles, el grupo no puede prever que le afecten. La percepción también puede verse empañada por la naturaleza sutil y el origen de algunos problemas; la dependencia de gestores distantes para la formacion de un juicio; y las tendencias lentas ocultas por fluctuaciones al alza y a la baja. Un ejemplo notable es el cambio climático. Existe una "normalidad sigilosa" que conlleva un lento deterioro de las circunstancias, y como en la fábula de la rana hervida esta termina cocinada lentamente, un grado a la vez.

Falta de agilidad de respuesta

Las universidades son organizaciones complejas con intrincadas estructuras de poder y complejos sistemas de gobernanza. Lleva tiempo llegar a un acuerdo mutuo sobre cuál es el problema, sobre sus posibles causas y, además, sobre sus posibles soluciones. Y la inclinación a preservar el statu quo, a menudo lleva a las universidades a no abordar los problemas a tiempo. En algunos casos, la falta de agilidad puede estar relacionada con el poder de "veto" de determinados grupos de interés; en otros casos, hay reticencia a abandonar prácticas en las que la institución está muy comprometida debido al "efecto coste hundido".

Fracaso en los intentos de solución

Este tipo de fracaso puede ser consecuencia de errores tácticos, normalmente relacionados con la aplicación de un conjunto de herramientas equivocado, respuestas inoportunas, problemas que superan las capacidades actuales, soluciones que pueden existir pero que son prohibitivamente caras y esfuerzos que simplemente son demasiado escasos y llegan demasiado tarde. Además, la "psicología de masas" y el "pensamiento de grupo" suelen llevar a formular soluciones que no resuelven el problema.


Comprender y evitar estos escollos puede ayudar a individuos y organizaciones a estar mejor preparados para el futuro. Póngase en contacto con nosotros para entender mejor cómo GRG Education puede ayudar a su organización a mejorar su eficacia.



8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page